jueves, 21 de mayo de 2015

Renacer tras el Sufrimiento

(Fotografía de Yolanda Calvo Gómez)

     Veo tu llanto y tu sufrimiento, tu rabia y tu ira contra el mundo y lo que reclamas injusto. 
     Lo veo y lo reconozco como el mismo que cultivé y acaricié en el pasado. 
     Te preguntas ¿Por qué me tiene que pasar esto a mí? Sin darte cuenta de que sólo cambiando ligeramente la pregunta sería más fácil encontrar dentro de ti la respuesta. 
En lugar de preguntarte ¿por qué?, pregúntate ¿para qué? Y, por favor, no respondas con rapidez, no dejes que tu mente responda. Deja que las preguntas entren dentro de ti, profundicen dentro de ti.
     ¿Para qué me pasa esto a mí? Es decir, ¿qué puedo aprender de esta experiencia? Si dejo de convertir esta experiencia en mi enemiga… ¿podría aprender algo? ¿qué sería? ¿podría ser que pasado el tiempo, pasados los años, me dé cuenta de todo lo positivo que esta experiencia está aportando a mi vida? 
     ¿Podría ser que otra persona, ante esta misma experiencia, la viviera con más calma, con más integración y plenitud? No digo que sean muchas personas las capaces de hacer eso, ¿pero podría haber alguna?
     ¿Puedo saber con absoluta certeza qué es lo mejor para mí a largo plazo? ¿Puedo saber con absoluta certeza que esto no es lo mejor para mí a largo plazo?
     Incluso aunque esta experiencia pueda conducir a mi muerte o a la de un ser muy querido y cercano, observo que la muerte forma parte del Juego de la Vida, observo que todo nace y muere, desde una ameba hasta una estrella ¿Puedo saber con absoluta certeza que eso no es lo mejor? ¿Puedo, quizá, aprender grandes lecciones ante la mirada de la muerte?
     Si no te estuviera ocurriendo lo que te está ocurriendo ahora y de lo que tanto te quejas, si tuvieras en tu vida todo lo que crees que te falta, ¿tienes la completa seguridad de que entonces serías feliz, tienes la total certeza de que entonces tendrías una vida plena, dichosa y con significado?
     ¿Has leído estas preguntas hasta aquí? ¿Las has respondido? Entonces planteo dos preguntas más: 
     ¿Quieres ser Feliz o Sufrir? ¿Quieres Conocer la Verdad o Tener Razón? 

     Si quieres ser Feliz y te atreves a Conocer la Verdad, indaga dentro de ti qué es lo que ya estás aprendiendo, qué es lo positivo de esta experiencia tan dura. Quizá encuentres un valioso aprendizaje, o tres, o seis. Si miras con valentía dentro de ti encontrarás la respuesta al ‘Para Qué’… y, en el fondo, si sabes el ‘para qué’, sabes el ‘porqué’. 

lunes, 18 de mayo de 2015

Acabar con las Guerras



     Las guerras empiezan dentro de nuestra mente. En la voz enfadada de la cabeza que insiste en tener razón. En realidad no se trata de tener o no tener razón. Si no de empezar o no una guerra. Aquí y Ahora. 
     Durante miles de años los seres humanos han realizado guerras, destruido y matado por ‘causas justas’. ¿Ha servido de algo? ¿Vivimos en paz? ¿Hemos construido, gracias a las guerras, un mundo más justo? La respuesta es evidente. Si tienes alguna duda, enciende la televisión y pon alguna cadena de noticias. 
     En lo pequeño las guerras están dentro de nosotros. Cada vez que discutimos y nos peleamos. Cada vez que justificamos nuestra discusión porque ‘tenemos razón’. Cada vez que queremos convencer al otro, —al que vemos inmediatamente como oponente—, de que está terriblemente equivocado y nosotros estamos en la cierto. Como digo, no se trata de quién tiene razón, si no del estado de conciencia, de las emociones que despliego. ¿Hay rabia, odio, dentro de mi cuando intento convencer a alguien de que lo que yo le digo es cierto, es más acertado y su posición es la errónea? Si hay rabia, si hay odio, —aunque no lo exprese verbalmente—, dentro de mi mente hay guerra. 

     ¿Es normal, es cuerdo, comer todos los días con un desfile de muertes, asesinatos y guerras? No estoy diciendo con eso que no podamos ver las noticias o tener información del mundo. Infórmate si quieres hacerlo. ¿Pero tiene que ser a la hora de comer? ¿Quizá con la compañía de los pequeños de la casa? ¿Tiene que ser de una forma tan morbosa?
Explorando un poco más nuestros hábitos: ¿Es normal que paguemos por ir a ver películas en las que gente mata, tortura y viola a otros seres humanos? ¿Es cuerdo que a eso lo llamemos descanso, relax?

     ¿Quieres acabar con las guerras? Sólo tienes que acabar con una. Con la guerra dentro de tu propia mente. Sólo necesitas ser consciente de cuándo actúas por o con odio y rabia. Y cuando tomes conciencia de ello, en vez de actuar, observa la rabia. La conciencia que observa no es la rabia. Pertenece a otra dimensión. 
     Siéntate a observar tu rabia hasta que se vaya. Si no te aferras a ella se terminará yendo. Entonces el mundo tendrá más paz. Gracias a ti. 

     Puedes acabar con las guerras en tan sólo un instante. Ahora. Y sólo necesitas una persona: Tú. 

lunes, 11 de mayo de 2015

Conciencia en el Espacio Interior



     Asómate al borde de un acantilado hacia el mar abierto y espacioso.
     Sube a lo alto de una montaña y mira los valles, las cadenas montañosas, el espacio abrirse delante de ti. 
     Cuando estés en lo alto de un edificio, observa cómo el espacio se abre delante de ti. 
     Obsérvalo, también, cuando viajes en avión. 
     Túmbate en el suelo, un día despejado, y observa el espacio azul infinito. Hazlo también por la noche. Observa las estrellas, observa el espacio entre las estrellas. 
     Ahora cierra los ojos. Siente ese mismo Espacio dentro de ti. Siente el Espacio infinito, amable, amoroso, tranquilo, dentro de ti. Deja que tu conciencia descanse en ese Espacio interior durante un tiempo. Luego abre los ojos. Notarás que el Espacio 'interior' y el 'exterior' se funden, que son el mismo, sin diferencia, ni límites. 
Un Espacio vivo, consciente y vibrante de Vida. 

     La Vida que sale al encuentro de la Vida. 

lunes, 4 de mayo de 2015

Primavera Humana


     El viento sigue siendo helado y el frío golpea duro la piel y los huesos. 
     Aún así, el ojo observador y el corazón atento perciben la energía que se anima bajo la tierra. 
     Los pequeños brotes que tímidos, silenciosos, empiezan a surgir. 
     Las primeras flores que desafían las heladas.
     Los días que van alargándose, el mirlo que vuelve a cantar, antes del amanecer, en la madrugada helada, antes de que llegue la calidez del buen tiempo. 

     De igual forma, el ojo observador y el corazón atento percibe una nueva energía en la Familia Humana. 
     Es aún tan inicial, tan sutil, que para muchos pasa desapercibida. La mayoría siguen percibiendo el golpe frío de la guerra, la destrucción, la barbarie, la violencia, la desigualdad, el hambre, el maltrato, el planeta en peligro… nosotros mismos en peligro. Y es que todo eso sigue estando ahí.
     Pero, al mismo tiempo, cada vez es más fuerte la calidez de una nueva energía: la cooperación, la amistad, la participación, la ayuda mutua… Gente ayudando a gente. Gente con mayor conciencia. La conciencia plena, la amabilidad, que se introduce, poco a poco, en las escuelas. Gente ayudando a otros seres no humanos, al planeta, a la familia de seres que compartimos esta gran y hermosa casa. 

     Aún así no está garantizado el resultado. De estarlo no habría evolución, no habría aprendizaje. 
     Pero si miras con atención, si abres tu corazón, percibirás esta energía, esta primavera de la conciencia humana. 

     Si te preguntas ¿Está la Humanidad preparada para esta Conciencia Plena? Cambia ligeramente la pregunta: ‘¿Estoy yo preparado o preparada para esta Conciencia Plena?’

     ¿A quién espera esta Primavera? A ti.
     ¿De quién depende la llegada de esta Primavera? De ti. Solamente de ti. 

     La única Conciencia que depende de ti, es la tuya. El único cambio que depende de ti, es el tuyo. La única Vida que puedes vivir, es la tuya. 


miércoles, 29 de abril de 2015

Los lugares ficticios en los que vive la mente


     A la mente le gusta habitar en lugares inexistentes e inventados. 
     Le gusta visitar el futuro, que no existe. Cuando estemos en el futuro siempre lo haremos como 'Ahora', sólo existe el Ahora, tal y como Eckhart Tolle explica, de forma clara y lúcida, en su libro “El Poder del Ahora”. Sin embargo, nuestra mente está más en el futuro que en el Ahora: deseando terminar esta tarea, estando en la siguiente, imaginando un futuro mejor, deseándolo, creyendo que está allí la felicidad, o temiendo por un futuro doloroso. 
     La mente también visita con frecuencia el pasado, ue es otra cosa que tampoco existe. El pasado cuando fue, existió como Ahora, como Presente. A eso hay que añadir que lo que recordamos del pasado no es nunca lo que exactamente ocurrió, cada uno recordamos cosas diferentes, incluso contradictorias, lo que se muestra con claridad cuando varias personas hablamos del mismo evento. La ciencia de la memoria nos dice que, además, nuestro recuerdo depende de nuestro estado de ánimo actual. Así que el pasado es una doble invención, ya no existe, y lo que recordamos no es lo que ocurrió realmente, nunca lo es. 
     Por si fuera poco, la mente inventa otros lugares en los que vive con frecuencia y que se ínter-relacionan entre sí. 
     Un lugar que la mente habita con asiduidad es el lugar inexistente del Condicional: "Si hubiera salido diez minutos antes no estaría en este atasco", es algo que no ha ocurrido, he salido a la hora que he salido y estoy en el atasco, ésa es la realidad. La única realidad. Con el 'Si-condicional' me enfado conmigo y con la realidad, inventándome una ficción en la que pienso que estaría mejor. Es más práctico anotar la experiencia, decir 'mañana saldré 10 minutos antes', y ahorrarnos todo el gasto emocional. 
     Otro lugar en el que suele vivir nuestra mente es el lugar de 'debería-no debería'. Es un mundo completamente ficticio en el que pienso cómo sería yo o cómo serían las otras personas, o cómo sería el mundo. Pero No Es. 'Los políticos deberían ser honestos', 'yo debería ser más puntual'. Utilizamos nuestro dedo acusador y enjuiciador, hacia afuera y hacia dentro, con crueldad, viviendo en una fantasía que no existe y que, a buen seguro, no coincide con la fantasía de mi vecino, porque cada uno pensamos que el mundo 'debería ser' de una manera diferente. 
     Y, finalmente, el quinto lugar en el que la mente habita con frecuencia, muy relacionado con el de 'debería-no debería' y con el 'si-condicional' es en la vida de los demás. Pensamos en las vidas ajenas, en lo que esas personas deberían hacer o no hacer, pensar o no pensar. O miramos a esas personas con deseo o envidia, 'si yo tuviera una pareja así...', 'si yo tuviera un coche como ese...', 'si yo tuviera un cuerpo como ese...'. Vivimos las vidas ajenas y, como dice Byron Katie, cuando vivimos las vidas ajenas, ¿quién se queda viviendo la nuestra? Nadie. Dejamos nuestra vida, sola, abandonada, arruinada, inconsciente. 
     Y lo hacemos porque vivimos constantemente en esos cinco mundos irreales, en lugar de vivir en el único mundo posible, la única vida posible, en lo único que Es: Yo, Ahora.


martes, 21 de abril de 2015

El Agua y la Roca


     ¿Quién es más suave el agua o la roca? ¿Quién es más duro? 
     La roca permanece dura, rígida, erguida y orgullosa. El agua es blanda, adaptable, suave, penetrable y penetrante. El agua entra en todos los huecos. Se adapta a todas las formas. Desciende a los lugares más bajos, con humildad y constancia. Es blanda y penetrable, puedo sumergirme en ella. Amplia y generosa. Da cobijo a millones de forma de vida. El océano es más bajo que los ríos, por eso los ríos fluyen hacia el mar.
     Sin embargo, ¿quién vence a quién? El agua desgastará la roca y la convertirá en canto rodado y en fina arena de playa.
    Ya lo dijo Lao Tsé en el Tao Te Ching:

"Nada hay en el mundo
tan blando y adaptable como el agua.
Sin embargo, en disolver lo duro y lo inflexible
nada puede superarla.
Lo blando vence a lo duro;
lo suave, a lo rígido.
Todos saben que esto es verdad,
mas pocos lo ponen en práctica.
Por ello la persona iluminada (el Maestro) permanece
sereno en medio de la pena.
El mal no puede penetrar su corazón.
Porque ha renunciado a ayudar,
es la mayor ayuda de la gente.
Las palabras verdaderas parecen paradojas".

     ‘El mal no puede penetrar su corazón' porque puede permanecer sereno en medio de las dificultades, porque acepta la realidad tal y como es, sin pelearse con la realidad. Cambiándola si puede cambiarse, pero sin pelea, sin rabia, sin rechazo. Mejorando lo mejorable, empezando por uno mismo. 
     'Porque ha renunciado a ayudar es la mayor ayuda de la gente'. Porque das lo que eres, das amor, entregas, pero no te apegas al resultado, ni obligas a nadie a que tenga que cambiar o ser feliz con tu ayuda. Así, al renunciar al apego a la ayuda, al apego a la idea de que tengo que conseguir un resultado con mi ayuda, es como mejor ayudamos. Cuando das y ayudas renunciando a las gracias que te puedan dar, renunciando a que lo puedan tener en cuenta en el futuro... 'renuncias a ayudar'... cuando renuncias a que tu ayuda pueda tener siquiera el resultado deseado, que sea aprovechada... 'renuncias a ayudar’. Renunciar a ayudar es renunciar al resultado de la ayuda, no apegarse, no desear, no ansiar un determinado resultado de nuestra acción de ayuda, y no rechazar tampoco que pueda no obtener el resultado ‘esperado’. Al hacerlo eres pura Presencia, das Espacio al otro ser humano, o ser vivo, para ser tal cual es, y en ese Espacio está la mayor ayuda. El Bhagavad Guita lo expresa así: ‘La verdadera persona del Yoga no es aquél que no actúa sino la persona que cumple con su deber sin preocuparse por los resultados’. 
    'Las palabras verdaderas parecen paradojas'. Las palabras pertenecen al mundo de la forma y no pueden reflejar nunca la verdadera esencia del mundo de la no-forma. Por eso son paradojas. Por eso parecen contradictorias. Son indicadores, son carteles, que apuntan a algo, pero no son ese algo. Tu nombre, por ejemplo, no es lo que tú eres, es un 'cartel', una 'etiqueta', no eres tú.
     En el mundo de la forma, a menudo la mejor forma de indicar la no-forma es por medio de la poesía y de las metáforas. 

     No conseguirás nada en la oposición y el enfrentamiento. Sé blando, sé humilde, sé amplio, sé generoso, sé penetrable, sé penetrante, sé suave. Sé Agua.

lunes, 20 de abril de 2015

Lo que Eres y lo que No Eres




     ¿Crees que sabes quién eres porque conoces tu nombre, tu profesión, los roles que representas en tu vida, tu carácter, lo que te gusta, lo que no te gusta? 

     Los roles en tu vida son papeles que representas en el teatro del mundo, van cambiando con las épocas del ciclo vital y con tus propios intereses y transformaciones: hombre, mujer, orientación sexual, profesión, estado civil, madre, padre, hijo, hija... Todo eso son papeles cambiantes, roles. Nada de eso eres tú. Pueden desaparecer todos esos roles y sigues siendo.
     Tu carácter también es algo que puede cambiar. El cerebro es plástico, podemos entrenar nuestra mente y cambiar nuestro estado de conciencia y con ello cambia nuestro 'carácter'.
Lo que nos gusta y no nos gusta también cambia. ¿Te gustan las mismas lecturas, las mismas comidas o bebidas, los mismos lugares de descanso que cuando eras niño o niña o que hace unos años?
     Tu nombre tampoco te representa. Es sólo una etiqueta. Un conjunto de sonidos que tus padres escogieron y al que estás condicionado o condicionada a responder.
     Todo eso son etiquetas, son como la ola en el océano. Hermosa pero pasajera. Eres mucho más grande, un Ser mucho más maravilloso que todos esos roles y etiquetas. No eres nada que pueda ser añadido al "Yo Soy".
     El viaje más difícil y, a la vez, el más extraordinario de tu vida es el que te llevará a conocerte. Si estás leyendo esto y lo comprendes, aunque sólo sea en parte, es que ya has comenzado ese viaje.

viernes, 10 de abril de 2015

El Taller "Aprendiendo la Felicidad" comienza el miércoles 15 de abril



Hola de nuevo, 

os comunico que el lugar donde celebraremos el Taller, Aprendiendo la Felicidad, será en el Centro Forum Negocios, 3ª planta, A32. Empezamos el miércoles 15 de 17:00 a 19:00 h. Empezamos con: Mente y Conciencia. No somos nuestra mente. 

Son 20 € cada clase. No hace falta apuntarse a nada, allí se formaliza todo. 


miércoles, 8 de abril de 2015

Evolución y Esfuerzo


     Por dondequiera que miremos en la naturaleza veremos el fruto de la evolución y del esfuerzo. Igual que el arbusto de la fotografía que sobrevive al borde de un acantilado, tallado por el viento, mostrando toda su belleza y Presencia. 
     No se queja del viento, ni de la lluvia, ni del sol quemante. Tampoco se queja de la mala suerte que tiene por estar al borde del abismo. Puede que un día el trozo del acantilado al que se agarra caiga definitivamente, y con él este hermoso arbusto. Y desaparecerá sin quejarse.
     Los seres humanos estamos sometidos, igual que todos los seres vivos del planeta, a la misma ley de evolución. También debemos enfrentar desafíos, y para algunas personas, su vida también estará al borde del abismo.
     La diferencia es que tenemos mente y nuestra mente se queja. 'Tengo miedo', 'necesito', 'deseo', 'debería', 'no debería', 'es injusto'...
     Cada vez que nos quejamos le echamos un pulso a la Realidad. Y la Realidad, lógicamente, nos gana, porque la Realidad siempre gana, la Realidad lo domina todo.
     Adáptate, cambia la situación, márchate si no puedes cambiarla, evoluciona... pero no te quejes. Tu vida se convertirá, con todas sus dificultades, en una maravillosa y perfecta obra de arte.

martes, 24 de marzo de 2015

Novedades Taller "Aprendiendo la Felicidad"


     Os pongo al día de las novedades del Taller Presencial “Aprendiendo la Felicidad” que tendrá lugar en Granada. 
     Estoy viendo los precios de un par de salas, para combinar lo bonito y agradable con lo posible. En breve os comunicaré cuál será el lugar. Son salas, las dos, grandes, con acceso fácil para las personas que venís en coche o desde fuera de Granada. 
     Será dos miércoles cada mes. Las fechas de aquí al verano son: 15 y 29 de abril, 6 y 13 de mayo, 10 y 24 de junio. Las horas serían de 17:00 a 19:00 horas. De momento son seis clases que continuarían en octubre. En septiembre no habrá clases pues yo estaré fuera, en un Retiro.   
     La dinámica será clase, luego preguntas, luego meditación práctica. Os pondré tareas y ejercicios prácticos para hacer en casa. Estas tareas no llevan tiempo. Es conciencia. La clase sí lleva tiempo, dos horas. Si le queréis sumar meditación diaria, mejor, eso sí llevaría tiempo, pero la clave estará en la Conciencia.
     Cada clase de dos horas tendrá un coste de 20 €.
     Temas que trataremos:
     - No soy mi mente. Mente y Conciencia. No es necesario creer todo lo que nuestra mente nos diga.
     - Qué es la Felicidad. Dolor y Sufrimiento opuestos al Placer y no a la Felicidad.
     - Ego y Lastre Emocional (Cuerpo-Dolor). Regulación emocional.
     - Vivir el Ahora. Tiempo y Ego.
     - El papel del Sufrimiento (pérdidas, fracasos, separaciones, enfermedad…). El Crecimiento Post-Traumático.
     - La Muerte: el Gran Desafío y el Gran Despertador de la Conciencia…
     - Las relaciones de pareja. ¿Necesito que alguien me dé la Felicidad? Creencias destructivas de la Felicidad y de la Pareja. 
     - Regulación Emocional de las emociones más difíciles: la rabia.
     - Y muchas cosas más.
     No te preocupes si te pierdes una clase. Quedarán grabadas.
     No es necesario tener experiencia previa en meditación, ni tampoco será necesario sentarse con las piernas cruzadas en el suelo. Tengas la edad que tengas, y sea cual sea tu condición física, puedes hacerlo. 
     Todas las personas interesadas contactar conmigo (yolandacalvo@me.com). El que contrate un lugar u otro también depende del número aproximado de asistentes. 
     Estoy viendo la posibilidad de grabar las clases presenciales para aquellas personas que quieran hacer el Taller a distancia. Esto requerirá un poco más de habilidad técnica por mi parte. Os avisaré también cuando las clases estén disponibles online.


Se ha producido un error en este gadget.